sábado, 31 de diciembre de 2016

Querido 2017...

Querido 2017.
Sólo deseo querernos más que ayer y menos que mañana,que el mundo no se encuentre en guerra por diferencias que nacen en el color de la piel,que no escandalicen los besos entre iguales,que se respeten las ideas,que se cumplan los sueños,que no sobrevaloremos las curvas de nuestros cuerpos,el color de unos ojos ante la magia que desprende la curva de una sonrisa y el valor que posee una mirada.
Que los recuerdos nos permitan encontrar la presencia donde existen ausencias,donde faltan copas,donde sobra mesa,que aquellos que faltan esta noche den luz a las estrellas,que guíen nuestros pasos.
Querido año nuevo,
prometo no cargar sobre tus hombros toda la responsabilidad,y ser yo quien se vea capaz de encender las luces del camino,cambiar las hojas secas por pura primavera,coleccionar los suspiros,abrazar fuerte como si fuera la última vez,esta vez dejaré de soñar despierta y comenzaré a vivir,que venga lo que tenga que venir,que no sea fácil echar de menos,poder tener a los míos siempre aquí.
Y por último te pido miles de dolores de cabeza,de lágrimas derramadas y que siempre sean de reír,cantar aunque el volumen de la música nos impida escuchar nuestras propia voz,bailar hasta perder el ritmo. 
Y en esta tarde fría de invierno,me despido de ti,2016,
y cuánto he aprendido de ti,que la felicidad está aquí delante y quizá llevamos toda una vida de espaldas,que la alegría está en un café con tus amigos,quizá la seguridad te la regale un simple beso en la frente que diga que todo va a ir bien,que lo bonito está debajo de la piel pero no sabemos buscarlo.
Y por último,te confieso que no soy la misma que aquel 1 de Enero de hace un año,que he aprendido,que he llorado,que he sido frágil pero después de todo hoy,soy mía,soy fuerte,soy segura.
Bienvenidos al cierre de una etapa,bienvenidos al comienzo de una nueva vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada