domingo, 11 de septiembre de 2016

Mas mía que nunca.

Quiero saber si me piensas a las tres de la mañana,cuando es el silencio quien te acompaña,si aún sonríes cuando te hablan de mi,quiero saber si sigues sintiéndome tuya.
Quiero saber,por que necesito hacerte saber.
 Hoy soy mía,mas mía que nunca,que soy capaz de cambiar la dirección de mi vida sin mirar con rabia hacia atrás,que puedo perderme entre la gente y no ansiar tu perfume.
Siento decirte que he reparado mis alas,que he aprendido de cero a volar,que ahora no existen lágrimas calladas.
Me encantaría decirte que he aprendido a quererme,que puedes quedarte con las promesas por que yo ya he resuelto mis dudas,me encantaría...pero prefiero que me veas reír,que la indiferencia te cuente mi nueva historia,que caigas justo en el instante en el que descubras que yo misma soy capaz de hacerme feliz,que sonrío y no es por ti.
Busca en otras manos el calor que te ofrecía en invierno,y revive con otros labios las noches de verano,tropieza a mi salud,y abrirás los ojos ahora que para mi ya todo a terminado,que mis heridas ya no duelen,he aprendido a tratar las cicatrices con un tacto delicado,abre los ojos ahora que soy la mujer de mi vida,y no volveré por encima de mis propios pasos.
Y cuando me acuses de haber cambiado recuerda que solo he dejado de darle importancia a aquello que no valía la pena,que estoy valorando en mi lo que había olvidado.

Perdoné todos tus errores cuando yo sin crimen he sido para siempre condenada.
Mi único error fue quererte sin saber quererme bien.
Mi acierto fue saber cuando irme y olvidar como volver,contar conmigo,volverme fuerte,segura,mirarme al espejo y ver a quien cambiaría mi vida,ser y sentirme mía,por que ya fui tuya y eso no suponía una felicidad compartida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario