lunes, 6 de junio de 2016

No fuimos nada pero lo tuvimos todo.

Tal vez no fuimos nada pero lo tuvimos todo,aprendí a aprender de ti,de lo que dejaste dentro de mi,y solo entonces he podido llegar a entender que hay personas que no son más que una felicidad temporal,que te llenan de tal manera que al final te hacen estallar.
Hay personas que son hogar,que escuchan,entienden,son y estan,por y para ti,pero grave error es pensar que viviremos en el mismo lugar toda una vida.
Fuiste tu,mi lugar favorito en el mundo,tu pecho,fuiste el acento de mis palabras,fuiste y contigo lo tuve todo,aquellos ''buenos días'' que sin compromiso alguno eran el despertar de mis mañanas,unas manos que encajaban con las mías y perdían así sentido todas las palabras,pero no podíamos vivir toda una vida callando,y ese fue nuestro mayor error.
Y ahora que no estás añoro vivir colgada de los pliegues de tu boca al reír,me extraño y me pierdo si me atrevo a pensar nuevamente en ti,me callo y sonrío,y confundida caigo en la duda de si sabes o no que yo siempre sigo aquí por tí,con contrato a tiempo ilimitado,con el corazón en la mano.
Todavía puedo sentir un escalofrío recorriendo mi cuerpo al caminar por aquella calle donde cogiste mi mano sin importar quien descubriría nuestros secretos,esa canción que solo comenzó a tener sentido cuando quien la cantaba para mi eras tu,habían tantas diferencias entre nosotros y eso lo hacía más especial,encontrar en ti lo que nunca había hallado en mi.

Estoy segura,volvería a caer,volvería a pasar por tu calle buscando tus pasos,volvería pero esta vez sin mirar atrás,sin mirar hacia delante,perdiéndome ciegamente en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada